Pues sí, la casita está ya lista. Ahora tendremos que amueblarla. Ideas no faltan.